Celicioso: sin gluten, por favor

CeliciosoSí, lo sé… parece que está de moda pero yo también lo soy. Sí, soy de esas que piden que le quiten el pan de la hamburguesa, que vive con miedo de que en un bar de carretera, ahora convertidos en segundo hogar durante el periodo estival, no tengan nada con que hacer callar a los monstruos que rugen desde lo más profundo de nuestro estómago, de las que va a un italiano y pide una ensalada de todo tipo de brotes y hojas y de las que come paté y humus sin pan. Sí, soy celiaca. La verdad, es que no sé dónde nos hemos metido todo este tiempo porque cada vez somos más los que no podemos tomar gluten y, por lo tanto,  nos vemos obligados a eliminar de nuestra alimentación cereales, pastas y  muchos tipos de harina. Aunque la mayoría, como es mi caso, somos celiacos tardíos. Es decir, un buen (mal) día te levantas y resulta que eres intolerante a: trigo, espelta, centeno, cebada y la mayoría de las proteínas existentes exclusivamente en la harina de los cereales de secano.

 Y claro, de tartas, galletas o cupcakes… olvídate!! A día de hoy existen en el mercado algunas marcas que fabrican productos de bollería sin gluten. En cualquier gran superficie ya pueden encontrarse desde pasta de arroz o maíz hasta croissants «no tóxicos» para nuestros delicados estomaguitos. A pesar de que los precios son casi el doble de lo que puede costar su producto homónimo en cualquier supermercado, no deja de ser bollería industrial algo pesada.
Processed with VSCOcam with c1 preset
Pero, hace ya dos años llegó, al barrio de Chueca y asomando a la Gran Vía madrileña, Celicioso , para delicia, y nunca mejor dicho, de nuestros paladares. A su propietario Santi, le diagnosticaron celiaquía a los 23 años y fue entonces cuando decidió emprender esta nueva andadura junto con Claudia, una joven repostera americana ultradefensora de la mantequilla y solidaria con la causa celiaca.
Así, con precios muy asequibles, nos presentan una carta con gran variedad de bebidas frías y calientes junto con todo tipo de postres o meriendas, entre los que destacan el brownie, la cheesecake y la tarta de zanahoria. Además, en su menú están introduciendo también productos sin azúcar y sin lactosa para que los pacientes diabéticos e intolerantes a la proteína de la leche, tengan también su rinconcito más dulce en el centro de Madrid.
Por esto, no nos extraña que negocios como esta «Gluten Free Bakery», como ellos la definen, sean capaces de sobrevivir ante la tempestad. La eterna sonrisa y la simpatía de las dependientas que regentan el local, siempre dispuestas a satisfacer nuestras deseos culinarios más dulces, junto con una decoración nada ostentosa pero sí acogedora, ayudan a hacer de nuestra visita, un rato mucho más dulce.
Carta Celicioso
Y, como no es necesario ser de ningún club antigluten, todo aquel que disfrute con un buen pedazo de tarta, está invitado a darse una vuelta por Celicioso y comprobar que, sin gluten, la vida también puede ser maravillosa… al menos el tiempo que nos dure nuestra porción en el paladar.

 

Celicioso, Gluten Free Bakery
Calle Hortaleza, 3
28013 Madrid
De Lunes a Domingo de 10,30 a.m. a 9,30 p.m.  

Ambiente:
(3,0 / 5)
Calidad/Precio:
(3,8 / 5)
Atención:
(4,0 / 5)
Average:
(3,6 / 5)

Un comentario