DRAY MARTINA

Con su nombre originario del juego de palabras del conocido cóctel Dry Martini, Dray Martina es uno de los restaurantes más de moda en este momento de la capital. Y es que se nota que empiezan a proliferar como champiñones esos garitos en los que el postureo mola.

La decoración del restaurante, con muebles y materiales reciclados, es un proyecto del estudio de interiorismo «Madrid in Love».

Dray Martina - ambiente cool y vintage para  desayunar, comer, merendar y cenar - dondemadrid.comEl espacio de la entrada, donde hay una barra,  comunica con un salón grande principal que tiene grandes ventanales hacia la calle. Al fondo, a la izquierda de una mesa de madera y mármol, una pared de espejos da paso a  otra sala con una gran estantería con cactus y revistas de música y moda de los 90. Las mesas y sillas son todas diferentes y mezcladas que dan al local un toque muy original.

Dray Martina - ambiente cool y vintage para cenar con tu chica

En la planta de abajo hay otro salón, abovedado y especialmente dedicado para celebraciones privadas. Normalmente funciona como un espacio más del restaurante, igualmente decorado que el resto, pero tiene algo de olor a humedad.Dray Martina - menu del día - brunch los fines de semana

Dray Martina - comida mediterránea creativa y sana - dondemadrid.comLa cocina es mediterránea, con toques muy creativos tanto en su elaboración como en su presentación. La carta es corta, cosa que me gusta (mejor poco y bueno…), aparte de muy bien estructurada y muy saludable. Totalmente recomendables los mejillones Pad-Thai, el cebiche de pescado con palomitas o las alcachofas confitadas a la parrilla. Además tienen hamburguesas y sándwiches muy ricos. El “crumble” de ciruelas con manzana y helado del postre  estaba estupendo.

El ambiente, muy pijillo, con mucha chica guapa. Me sorprendió la gran cantidad de grupos de amigas cenando. Si vienes con tu chica a cenar a Dray Martina, me da que os va a gustar mucho.

Imprescindible reservar, aunque nosotros ese día tuvimos suerte y fuimos sin reserva. Abren desde por la mañana hasta por la noche ininterrumpidamente por lo que puedes desayunar, comer, merendar y cenar. Entre la semana tienen un menú del día anticrisis muy asequible y «brunches» los fines de semana.

El servicio muy atento y amable. El precio  medio ronda los 25 euros.

DRAY MARTINA
C/ Argensola, 7
28004 Madrid
Ambiente:
3.5 out of 5 stars (3,5 / 5)
Calidad/Precio:
4.5 out of 5 stars (4,5 / 5)
Atención:
4 out of 5 stars (4,0 / 5)
Average:
4 out of 5 stars (4,0 / 5)
2 Comentarios